Gestión del agua en los buques

Control de la presión

Como el agua salada tiene una alta salinidad, se requiere una presión de 60 a 80 bares para la ósmosis inversa. Para garantizar un funcionamiento seguro del sistema, es necesario controlar la presión. El transmisor de presión JUMO MIDAS C18 SW, especializado en agua salada, está pensado para esta tarea.

Datos del proceso
Presión 60 a 80 bar

Nuestros componentes para medir la presión

Constatemente bajo presión

Control de la presión en la planta desalinizadora

Para que el proceso de ósmosis inversa funcione de forma óptima, el agua salada a tratar debe introducirse a alta presión. El transmisor JUMO MIDAS C18 SW con certificado DNV GL, desarrollado para su uso con agua salada, garantiza una medida de presión óptima para la ósmosis inversa.

Control de la presión en la planta desalinizadora

Para que el proceso de ósmosis inversa funcione de forma óptima, el agua salada a tratar debe introducirse a alta presión. El transmisor JUMO MIDAS C18 SW con certificado DNV GL, desarrollado para su uso con agua salada, garantiza una medida de presión óptima para la ósmosis inversa.

Su contacto


Responsable del Sector de Construcción Naval

Roberto Garaot +34 677 577 634 +34 677 577 634