Ilustración de un buque tanque con tecnología de medición

Control de la presión

La presión en el interior del tanque debe estar permanentemente controlada, ya que el proceso de licuefacción del gas propano (GLP) depende en gran medida de ella y la evaporación del gas puede tener consecuencias catastróficas. Con el gas natural licuado (GNL) la temperatura es extremadamente baja. Por lo tanto, el medio debe ser calentado a -40 °C a través de líneas de evaporación para que el transmisor de presión pueda controlar la presión interna del tanque. El JUMO dTRANS p20 puede realizar estas tareas de medición.

Datos del proceso
Presión del gas licuado de petróleo (GLP) 10 a 20 bares a temperatura ambiente
Presión de gas natural licuado (GNL) máx. 230 mbar a -161 a -164 °C

Nuestros componentes para el control de la presión

Medición de la presión en los depósitos de gas líquido

Solución óptima para los depósitos de GLP y GNL

El JUMO dTRANS p20 es la solución óptima para equipar los depósitos de gas licuado. El transmisor de presión puede manejar tanto la presión del gas licuado de petróleo (GLP) como las temperaturas extremadamente bajas en el tanque de gas natural licuado. Además, cuenta con las homologaciones necesarias para las aplicaciones marítimas Ex.

Solución óptima para los depósitos de GLP y GNL

El JUMO dTRANS p20 es la solución óptima para equipar los depósitos de gas licuado. El transmisor de presión puede manejar tanto la presión del gas licuado de petróleo (GLP) como las temperaturas extremadamente bajas en el tanque de gas natural licuado. Además, cuenta con las homologaciones necesarias para las aplicaciones marítimas Ex.

Su contacto


Responsable del Sector de Construcción Naval

Roberto Garaot +34 677 577 634 +34 677 577 634